miércoles, 2 de diciembre de 2015

Algún día este dolor te será útil

Para los que han visto los últimos episodios de “The walking dead” —y para los que no también—, hoy les traigo el origen y análisis de este precioso verso latino: dolor hic tibi proderit olim (traducido como “este dolor te será útil”).

Este verso se encuentra recogido en la elegía XI del libro tercero de “Los amores” de Ovidio y dice así: «Perfer et obdura: dolor hic tibi proderit olim. Saepe tulit lassis succus amarus opem».




Se trata de un enamorado que padece el infortunio del amor no correspondido. Ahogado en su sufrimiento, en un intento de encontrar la fuerza y el coraje para soportar ese dolor, en un ánimo de vislumbrar un rayo de esperanza; se dedica estas alentadoras palabras: “Sé paciente y hazte duro: algún día este dolor te será útil. Un jugo amargo fortalece en mil ocasiones al viajero cansado.”


¿Quieres saber cómo se ha llegado a esta conocida traducción? Vamos a analizar ambos versos.



Si seguimos los análisis anteriores, la traducción más fiel sería: "Resiste y mantente firme: un día este dolor brotará para ti. A menudo un jugo amargo logra la fuerza para el cansado". No obstante, con el fin de acercar más aún estos versos latinos a nuestro lenguaje y entendimiento, es posible la traducción que hoy día todos conocemos: “Sé paciente y duro: algún día este dolor te será útil. Un jugo amargo fortalece en mil ocasiones al viajero cansado”. Así es también como ha sido traducida la frase al inglés: "Be pacient and tough; someday this pain will be useful to you".